¡Para que los derechos humanos sean una vivencia para todos!

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Youtube

Verifican situación de personas deportadas en el Albergue Ramiro De León Carpio

11 mayo, 2020

Con el objetivo de constatar el respeto y cumplimiento de los derechos humanos de las personas guatemaltecas retornadas desde Estados Unidos, y el cumplimiento de los protocolos derivados de la emergencia sanitaria por el Covid19, la Defensoría de las Personas Migrantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH),  realizó una verificación en el Albergue Ramiro De León Carpio.

En ese sentido, personal del Instituto Guatemalteco de Migración y del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), explicaron la distribución de las personas, así como los requerimientos de ingreso al Albergue; el personal MSPAS brindó visita guiada a las instalaciones, donde se indicó los servicios que se brindan, así como las medidas tomadas para la protección del personal y la de las personas que ingresan al Albergue.

Se realizaron entrevistas a personas retornadas con el objeto de detectar posibles violaciones a sus derechos humanos  tanto en Estados Unidos como en Guatemala.

Se procedió al proceso de desinfección del equipo de PDH, la cual fue realizada con amonio cuaternario por parte de delegados del MSPAS, como una medida de seguridad para todas las personas que abandonan las instalaciones del Albergue.

Entre los hallazgos de la verificación se constató que el albergue tiene una capacidad para 250 personas, en ese momento, habían 74 personas, por lo que se observó suficiente espacio para que las personas pudieran estar cómodas y con distanciamiento social; cambian sábanas a diario en la mañana y al mediodía;  todos los días desinfectan celulares y sus cargadores como medida de higiene; cuentan con una empresa de limpieza que se encarga de desinfectar las instalaciones constantemente.

Además se evidenció que las instalaciones son ventiladas, iluminadas y con áreas verdes; tienen agua potable y energía eléctrica; los baños cuentan con agua potable y jabón.  Hay suficientes baños para la cantidad de personas; se sirven alimentos 3 veces al día.

El personal del Instituto Guatemalteco de Migración y del MSPAS atiende los requerimientos de las personas en cuanto a solicitud de mascarillas, agua, comida, jabón;  hay  teléfonos monederos que las personas pueden usar para comunicarse con sus familias; se están realizando gestiones para que los teléfonos funcionen de manera gratuita.

Asimismo, hay una separación entre grupos de personas, hombres y mujeres están separados; hay un área específica y separada para ubicar a las personas que presentan síntomas y quienes han tenido resultado positivo para COVID-19, en tanto se coordina su traslado a centros asistenciales; tienen vigilancia perimetral del personal de la Policía Nacional Civil, para evitar fugas y velar porque se cumpla el distanciamiento social.

En general las personas reciben un buen trato, cordial y amable, por parte del personal del Instituto Guatemalteco de Migración y MSPAS; las solicitudes de las personas retornadas son atendidas por el personal presente en el albergue.

Las condiciones favorables mencionadas podrían variar en forma negativa, si se produce un incremento desmedido de personas en el albergue, que impida brindar la atención en forma adecuada.  Por lo tanto, se recomienda mantener un estricto control en la cantidad de personas que se encuentran en los respectivos albergues.

 

Guatemala, 11 de mayo de 2020.