PDH condena violencia contra periodistas

  • Jueves, 21 Junio 2018 17:08

EL PROCURADOR DE LOS DERECHOS HUMANOS, AUGUSTO JORDÁN RODAS ANDRADE

MANIFIESTA

Que, con fundamento en el artículo 35 constitucional, no constituyen delito ni falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

Por lo anterior,

CONDENA ENÉRGICAMENTE

Toda forma de violencia, pública y privada, en contra de cualquier persona por causa de sus opiniones, incluyendo la que, bajo aparentes formas de delincuencia común, es dirigida contra periodistas de destacada labor en la cobertura de actos de corrupción, así como la constitutiva de discriminación, estigmatización u ofensa por causa de la convicciones, preferencias y actividades personalísimas.

SE SOLIDARIZA

Con toda persona objeto de despojo, insulto o desprestigio en general, incluyendo a los periodistas Ben Kei Chin, Carolina Leverón y José Gutiérrez, de GUATEVISIÓN, así como con el resto de profesionales y técnicos de este medio de comunicación y los de toda la prensa en general, perjudicados aislada o sistemáticamente por actos similares.

ADVIERTE

Que los discursos de intolerancia emitidos desde la Presidencia de la República contra medios de comunicación independientes solo incitan la actividad agresora de facciones intolerantes, grupos de acoso y cuerpos ilegales interesados en promover el miedo, atizar la confrontación social y fomentar el caos.

EXIGE

Al Ministerio de Gobernación y al Ministerio Público, que realicen, con la mayor celeridad y eficacia posible, las investigaciones que permitan identificar, procesar y juzgar a los responsables materiales e intelectuales de todo acto atentatorio en contra de la población en general y los profesionales de la comunicación en particular.

Al Presidente de la República, que abandone todo discurso de intolerancia en contra de la prensa y que, con base en el principio constitucional que dispone que la actividad de los medios de comunicación es de interés público, ordene la efectiva e inmediata implementación del Programa de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

La libertad de expresión y la libertad de emisión del pensamiento, garantizadas en todas sus formas y alcances posibles por el derecho vigente, son base fundamental de la democracia».

 

Guatemala, 21 de junio de 2018