La garantía de los derechos humanos de las personas damnificadas debe ser prioridad para el Gobierno de Guatemala

  • Martes, 12 Junio 2018 08:42

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, hace saber que la Procuraduría de los Derechos Humanos no ha realizado ningún cotejo de la cifra de las personas desaparecidas como consecuencia de la erupción del volcán de Fuego ocurrida el pasado 3 de junio, por lo que niega enfáticamente lo aseverado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en conferencia de prensa. Al respecto, recomienda a las instituciones responsables, establecer un sistema unificado de información con base en los datos que brindan las personas sobrevivientes, los familiares de las personas desaparecidas y la información institucional disponible.

En cumplimiento de su mandato constitucional de promover el buen funcionamiento y la agilización de la gestión administrativa gubernamental en materia de derechos humanos, y de verificar el respeto a las garantías fundamentales durante los Estados de Excepción, desde el primer día de la tragedia, el Procurador de los Derechos Humanos (PDH) implementó un plan de actuación, desplegando a equipos multidisciplinarios en Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez, específicamente en la zona de riesgo, en los centros de acopio y albergues, así como en hospitales, áreas departamentales de salud e instituciones públicas involucradas, para verificar e incidir en la atención apropiada que se les debe proporcionar a las personas damnificadas y el respeto a sus derechos humanos.

El Plan Nacional de Respuesta (PNR) 2017 de la Conred proporciona la estructura organizativa, técnica y operativa de las actividades de los organismos y entidades que componen el Sistema Conred para atender emergencias o desastres, encaminando las acciones para la fase de recuperación, de forma inmediata y oportuna estableciendo de forma clara las atribuciones de cada una de las instituciones responsables de intervenir en casos como el ocurrido el pasado 3 de junio:

La Sección de Planificación: Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente

  • Coordinación de Recursos Humanos: Ministerio de Trabajo y Previsión Social.
  • Administración de Albergues: Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente y Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.
  • Atención en Salud (física y mental): Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.
  • Derechos Humanos: Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos

La Sección de Operaciones: Ministerio de Gobernación

  • Combate de Incendios: Asociación Nacional de Bomberos Municipales Departamentales, Cuerpo de Bomberos Municipales, Cuerpo Voluntario de Bomberos y Secretaría Ejecutiva de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.
  • Búsqueda y Rescate: Asociación Nacional de Bomberos Municipales Departamentales, Cuerpo de Bomberos Municipales y Cuerpo Voluntario de Bomberos.
  • Atención Pre Hospitalaria: Asociación Nacional de Bomberos Municipales Departamentales, Cuerpo de Bomberos Municipales y Cuerpo Voluntario de Bomberos.
  • Incidentes con Materiales Peligrosos: Ministerio de Energía y Minas y el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.
  • Administración de Morgues Temporales: Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala.
  • Seguridad y Orden Público: Ministerio de Gobernación y Policía Nacional Civil.

Sección Logística: Ministerio de la Defensa Nacional

  • Gestión de Transporte: Ministerio de la Defensa Nacional.
  • Gestión de Equipo: Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.
  • Gestión de Alimentos: Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional.
  • Coordinación de Ayuda y Asistencia Humanitaria: Secretaría Ejecutiva de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.
  • Administración de Centros de Acopio: Ministerio de Desarrollo Social.

Administración y Finanzas: Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda

  • Coordinación de Recursos Financieros: Ministerio de Finanzas Públicas.
  • Obras Públicas: Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.
  • Restablecimiento de Telecomunicaciones: Superintendencia de Telecomunicaciones.
  • Restablecimiento de Servicios de Energía: Ministerio de Energía y Minas.
  • Servicios de Agua Potable, Saneamiento e Higiene: Instituto de Fomento Municipal y el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

A pesar de contar con este Plan, el cual establece claramente las funciones y responsables ante estas emergencias, la actuación de las instituciones del Estado responsables de reaccionar inmediatamente no ha sido la adecuada. De acuerdo con los hallazgos derivados de los monitoreos realizados por el PDH, hay condiciones insalubres en los albergues, así como espacios insuficientes en las morgues móviles, falta de atención médica para las personas damnificadas, procesos logísticos ineficientes que crean confusión y desorden, entre otras situaciones que afectan directamente los derechos humanos de las personas afectadas por la tragedia.

Según la Carta Humanitaria y normas mínimas de respuesta humanitaria en casos de desastre, se deben adoptar todas las medidas posibles para evitar o aliviar el sufrimiento humano de las víctimas provocado por conflictos o calamidades, bajo los principios del derecho a vivir con dignidad y de no devolución, que en este caso se aplicaría a no regresar al lugar en donde su vida pueda correr peligro.

Exhorta:

A funcionarias y funcionarios públicos a que en ejercicio de sus competencias y funciones legalmente establecidas,  accionen eficaz y oportunamente, de forma transparente y honesta, y cumpliendo con lo establecido en el Decreto Gubernativo No. 1-2018, que declara Estado de Calamidad Pública en los departamentos afectados, para mitigar, restablecer la infraestructura, servicios esenciales y evitar mayores consecuencias que puedan agravar la situación en la que se encuentran los damnificados por los hechos ocurridos el 3 de junio o puedan poner en riesgo a otras personas; así también, permitir que en los lugares, en que las circunstancias lo ameriten, se tomen las acciones necesarias para evitar o reducir los efectos de lo ocurrido y principalmente para garantizar la vida, la integridad, la seguridad de la población afectada o en situación de riesgo y salvaguardar su vidas y bienes.

Manifiesta:

En este momento histórico la atención, respeto, garantía y restitución de los derechos humanos de las personas sobrevivientes y familiares de las víctimas mortales de este evento natural deben ser prioridad mediante la implementación de medidas urgentes e inmediatas para atender la emergencia con un enfoque basado en derechos humanos, a través de  acciones que garanticen el derecho a una vida digna de las personas afectadas por esta tragedia.

 

Guatemala, 11 de junio de 2018

 

Descargue el comunicado aquí: